Inicio / Servicio y Soporte / Consejos Prácticos / Pulverizadoras / Pulverización Efectiva

Pulverización Efectiva

Claves para una Pulverización Efectiva:

Pulverizadora 4730

No sólo hay que prestarle atención a los volúmenes de aplicación y a las dosis para ser efectivos en una pulverización. También hay que tener en cuenta el tamaño, la distribución, la uniformidad y la ubicación de las gotas mediante el uso de las tarjetas hidrosensibles, así como las condiciones ambientales, el producto que vamos a aplicar y el objetivo.


Por ende, para efectuar una buena aplicación lo primero que hay que saber es cuál es el producto que vamos a aplicar: si es un insecticida, un herbicida, un fungicida, etc. También hay que tener muy en cuenta las condiciones ambientales (temperatura, humedad, velocidad y dirección del viento). Y por último debemos saber cuál es nuestro objetivo: la planta, el suelo o el insecto.


Es primordial limpiar, previamente, todos los picos y los filtros (tanto los de línea como los de los picos) y, posteriormente, se debe hacer la calibración del equipo en una de las cabeceras del lote.


Como se menciona anteriormente, el tamaño de la gota, es clave para ser más efectivos. Por ejemplo, cuando trabajamos con temperaturas y humedades relativas favorables (mayores al 70%) podemos utilizar gotas más pequeñas y llegar a los estratos inferiores de las plantas sin tener pérdidas por evaporación. En cambio, cuando trabajamos con valores de temperaturas y humedad relativa desfavorables (menores al 50%), debemos utilizar gotas más grandes y anti-evaporantes.


El tamaño de la gota también va a depender del tipo de producto que estemos aplicando. Ejemplo: para la aplicación de herbicidas pre y post emergentes sistémicos se necesitan gotas gruesas a muy gruesas; para la aplicación de herbicidas de contacto, fungicidas e insecticidas se necesitan gotas medianas a finas.


A cobertura constante, reduciendo el tamaño de las gotas, se llega a los estratos inferiores del canopeo e incrementa la concentración de las dosis, y de esta manera se acelera el tratamiento. No obstante, cuando se reduce el tamaño de la gota se compromete la efectividad de la aplicación, ya que se está más expuesto a la deriva y a la evaporación y, más aun, con humedades relativas por debajo del 70%. ¿Qué se quiere decir con esto? que debemos ser profesionales y criteriosos a la hora de tomar decisiones.


En cuanto a la elección de los picos, sabemos que existe una muy amplia variedad de marcas y modelos. Por esta razón, se recomienda leer previamente los manuales que proveen los fabricantes.


Este consejo es un aporte del Ing. Agr. Juan Pablo Soroeta, Especialista de Cuidado de Cultivos, Siembra y Pulverización de Marketing Táctico y Promociones – Industrias John Deere en Argentina.

Copyright © 2014 Deere & Company.
Todos los derechos reservados