Inicio / Servicio y Soporte / Consejos Prácticos / Heno y Forraje / Almacenaje forraje

Almacenaje forraje

Almacenaje forraje

Almacenando forraje

Uno de los errores más comunes en el proceso de la conservación de forraje, es creer que una vez que los rollos o fardos fueron confeccionados, el peligro de la pérdida de calidad se minimiza o desaparece, cuando en realidad el proceso termina solamente cuando los animales ingieren el alimento producido.


Es por ello, que los recaudos que se puedan tomar durante el período de almacenaje del heno nunca están de más, aumentando la calidad final del forraje que llega a los animales, y preservando el esfuerzo realizado durante el proceso de la confección.


Es por ello que es de suma importancia respetar los puntos que se detallan a continuación, a los fines de conservar todas las cualidades del forraje conservado, antes de ser suministrado.


Momento de almacenaje

El momento óptimo para almacenar los rollos es inmediatamente después que fueron confeccionados. Estos se debe a que si llueve cuando se terminó el proceso de recolección y rotoenfardado, los rollos quedarán expuestos a los agentes climáticos sin ningún tipo de protección.


Además cuando se entra al lote luego de ocurrencia de lluvias, se pisoteará la pastura que está rebrotando, perdiendo plantas y disminuyendo la longevidad de la misma, debido al alto tránsito que genera en el lote la extracción de los rollos.


Lugar de almacenaje

Se debe buscar un lugar alto con buena corrida de agua, para evitar los encharcamientos que puedan afectar la calidad de los rollos o el tránsito de la maquinaria.


Este lugar debe estar fuera del reparo de loa árboles para permitir el flujo de aire que favorezca el oreado del material conservado disminuyendo las pérdidas de calidad.


Superficie de almacenaje

Es sabido que las pérdidas de calidad ocurren tanto por la parte superior, como por la inferior debido a la humedad que le cede el suelo al forraje.


Es por ello que se aconseja aislar los rollos con cualquier material que lo separe algunos centímetros del suelo, como pueden ser cubiertas, varillas o postes en desuso.


Cobertura

Disponer de algún tipo de cobertura plástica sobre los rollos resulta indispensable para impedir que el agua de lluvia se filtre al interior de los mismos afectando su calidad.


Es importante tener en cuenta que los rollos siguen eliminando humedad durante tres o cuatro días luego de confeccionados, dependiendo de la humedad relativa ambiente, por lo que en el caso que no exista riesgo de lluvias, se los debe dejar sin cobertura por ese lapso para que eliminen el remanente de humedad.


Si existe el riesgo de precipitaciones de deberán tapar los rollos inmediatamente luego de confeccionados y luego de ocurrida la lluvia, sacar la cobertura para permitir la eliminación del remanente de humedad, para luego taparlos definitivamente.


Características de la cobertura

A los fines de disminuir costos y hacer más eficaz el efecto de la cobertura, se debe dimensionar la manta plástica para que cubra la parte superior del rollo y hasta su diámetro máximo, de esa forma el agua que escurre caerá a un costado de la base del rollo, minimizando su efecto de mojado.


Ubicación y dirección del los rollos

Los rollos se deben ubicar pegados por sus caras planas, formando hileras en dirección de los vientos predominantes, favoreciendo el paso del aire que seque el ambiente y luego de la ocurrencia de lluvias.


Categorización del heno

Es sabido que la calidad del heno que se produce varía mucho incluso a los largo del día. Una práctica que ayuda a hacer más eficiente este recurso forrajero, es almacenarlo en forma separada de acuerdo a la calidad que posee.


Sin la necesidad de realizar análisis de laboratorio, cada uno conoce que rollos tienen mayor calidad, por su momento de corte, momento de confección, estado de la pastura, etc.


Si se separan por lo menos cuatro categorías de rollos, siempre se podrá suministrar a cada categoría de animales la calidad que necesita de acuerdo a su ciclo de producción o requerimientos nutricionales.


Distancia entre hileras

Entre hileras deberá haber por lo menos un metro para favorecer el paso del aire.


En algunos casos se aconseja que cada cierto número de hileras se deje un espacio mayor, como para que pase un implemento de labranza a los fines que en el caso que accidentalmente se incendie un grupo de hileras se pueda construir un contrafuego para preservar el resto del forraje.


El desarrollo de este consejo es un aporte del ingeniero agrónomo Pablo Cattani.

Copyright © 2014 Deere & Company.
Todos los derechos reservados