Inicio / Servicio y Soporte / Consejos Prácticos / Heno y Forraje / Mejorando el corte de forraje

Mejorando el corte de forraje

Tractor y acondicionadora 926

Elección del lote a henificar

Para la obtención de una buena calidad de los forrajes conservados, es importante priorizar los lotes a cortar y henificar.

Es por ello que deben elegirse los lotes de pasturas recién implantados para de esa forma evitar la contaminación del forraje con restos del bosteo, evitar que los animales lo arranquen y facilitar el trabajo de las herramientas además de reducir su costo de amortización por la gran producción de forraje por hectárea.

 

Momento de corte

El momento de corte debe elegirse en función de lograr una gran cantidad de materia seca con alto valor nutritivo. En el caso de las leguminosas se debe cortar cuando el lote se encuentre en el estadio fenológico de 10% de floración, en tanto que las gramíneas deben cortarse en el estadio de hoja bandera.

 

Tractor y acondicionadora 926

Altura de corte

La altura de corte deberá ser de entre 5 y 10 cm, por lo que las cortadoras acondicionadoras cuentan con patines que uniformizan la altura de corte y resguardan a las pasturas alargando su permanencia en los lotes implantados.

 

Secado del forraje

Para lograr una excelente calidad se debe acelerar la velocidad de secado del forraje. Para ello se recomienda el uso de los acondicionadores mecánicos, que además ayudan a disminuir el riesgo climático en la confección de heno, por disminuir el tiempo de permanencia del forraje cortado en el campo.

Para la regulación de los mismos, se debe tener en cuenta que todas las partes de las plantas, deben ser tratadas por los rodillos acondicionadores, teniendo en cuenta que no queden marcas de color oscuro en las cicatrices ocasionadas por estos. Otra ventaja de suma importancia es que el uso de este tipo de implementos igualan la velocidad de secado de los tallos y las hojas.

 

Tractor y acondicionadora 926

Confección de las andanas

Las andanas confeccionadas no deberían tener un ancho inferior a la mitad del ancho de la cámara de compactación para facilitar la alimentación de las rotoenfardadoras.

Para el trabajo con las rotoenfardadoras de alta capacidad de trabajo deben tener una densidad de entre 3 y 4 kg de pasto en condiciones de ser henificado (20% de humedad) por metro lineal de andana.

La regulación del capot y los laterales de la máquina, debe hacerse de tal forma que los tallos queden el la parte superior de las andanas para permitir que los rayos solares caigan en forma directa sobre ellos ya que son la parte de la planta que más demora en secarse.

El desarrollo de este consejo es un aporte del ingeniero agrónomo Pablo Cattani.

Copyright © 2014 Deere & Company.
Todos los derechos reservados