Inicio / Servicio y Soporte / Consejos Prácticos / Heno y Forraje / Rotoenfardado

Rotoenfardado

Rollos de alta calidad, compactos y sin pérdidas

Rollos de alta calidad, compactos y sin pérdidas

A continuación se detallan algunas recomendaciones prácticas que le ayudarán a lograr un rotoenfardado más eficiente obteniendo a la vez rollos de mejor calidad.

 

Regulación del cabezal

El cabezal debe estar regulado a una altura uniforme de 5 cm. Lo ideal para no cometer errores es regular la altura del mismo en un terreno plano, si es posible dentro de un galpón para asegurarse que la referencia con el suelo es la misma en ambos extremos del recolector.


Regulación del cabezal

Se debe destacar que con alturas superiores se corre riesgo de no recoger todo el material cortado y que cuando las alturas son menores que el rango indicado se corre el riesgo que los dientes del recolector toquen el suelo, causando un desgaste prematuro en los dientes e incorporando tierra al forraje.

 

Arquitectura de la andana

Antes comenzar a trabajar se debe asegurar que las andanas tengan alrededor de 3,5 kg. por metro lineal a los fines de lograr una buena compactación y una alta capacidad de trabajo.

 

Humedad del forraje

El punto óptimo para trabajar en la confección de heno es el 20% de humedad. Se debe tener en cuenta de nunca exceder ese rango ya que provocará la proliferación de hongos dentro de los rollos o bien llegar al punto extremo de que los mismos se ardan.


Humedad del forraje

Es de destacar que trabajar con índices de humedad muy bajos también es perjudicial, por lo que se recomienda que si se observa una pérdida de hojas excesiva, detener el trabajo y reiniciarlo cuando el forraje se reviene en humedad, lo que ocurre al caer el sol.


De esa forma se asegurará una calidad de forraje óptima para lograr altos índices de producción y una buena preservación del heno a lo largo del tiempo de almacenaje.

 

Presión de trabajo

Teniendo en cuenta los costos operativos y la necesidad de amortización de la maquinaria es ideal trabajar al máximo de presión permitido por la rotoenfardadora. De esta manera se lograrán rollos mas densos ahorrando tiempos operativos en la extracción del lote, en el suministro, se ahorrará en materiales de protección en el almacenaje, e incluso en el costo del hilo o red de atado.


Presión de trabajo

Se debe tener en cuenta que los rollos mas densos se deterioran menos durante el almacenaje e incluso se abarata el costo de materia seca cuando se deben trasladar. Una práctica sana en la producción de heno es comenzar a establecer parámetros entre Kg. de Materia Seca de Calidad y no tratar a los rollos por unidad, incluso en su comercialización.

 

Alimentación de la rotoenfardadora

La rotoenfardadora debe ser alimentada sobre los laterales de la cámara de compactación tratando que no existan puntos ciegos (o sin carga de material) sobre las paredes de la misma, para que las caras planas de los rollos sean bien densas.

Alimentación de la rotoenfardadora

Se debe conducir el tractor realizando quiebres pronunciados sobre la línea de la andana y transitar sobre los laterales de la misma, de manera que el rollo presente uniformidad de densidad en todo su ancho. De esta forma se conservará mucho mejor durante el almacenaje y será más eficiente en el uso del equipo.


El desarrollo de este consejo es un aporte del ingeniero agrónomo Pablo Cattani.

Copyright © 2014 Deere & Company.
Todos los derechos reservados