/ / / / Siembra de maíz: Factores que afectan la calidad

Siembra de maíz: Factores que afectan la calidad

La calidad de siembra en maíz

Plantadora John Deere

"El éxito del cultivo de maíz está asociado a la calidad de siembra" afirmó el Licenciado en Maquinaria Agrícola Ricardo Martínez Peck en una jornada realizada en el hotel Sheraton Libertador de Buenos Aires.

La siembra de maíz no da una segunda oportunidad, si se hizo mal no se puede mejorar. Para una buena siembra hay que colocar las semillas con una buena distribución espacial y uniformidad para lograr una emergencia pareja y un buen desarrollo del cultivo.

 

Factores que afectan la calidad de siembra

La utilización de la siembra directa está generando residuos en superficie y provocando un microrelieve por el pasaje de maquinarias que está impidiendo que los órganos sembradores realicen un buen trabajo. Otro factor que afecta a la siembra en estos últimos años es la gran variación en el calibre de las semillas.

Dentro de una sembradora hay varios aspectos que pueden influir en la calidad de siembra, como el estado del dosificador, su regulación, el tipo de semilla, la bajada de la semilla, los monitores de siembra, las cuchillas labradoras, los abresurcos, los sistemas de control de la profundidad, los equipos de fertilización, los barre rastrojos, los aprieta granos y las ruedas tapadoras.

 

Dosificadores

Dosificadores

Existen varios tipos de dosificadores: de placa horizontal, placa inclinada, distribuidores de dedos, los neumáticos (de vacío y de presión) y los de cepillo.

Más del 80% de la maquinaria argentina está trabajando con placas horizontales. Estas placas generan una dependencia con el operador y hay que tener una gran cantidad de placas para poder obtener un buen resultado. Sin embargo, debido a la gran variación en el calibre de las semillas, estas placas dejan de ser útiles. Todavía se puede sembrar razonablemente bien, pero se requiere una buena regulación en cada tolva y el ajuste de los enrasadores. También es necesario tener placas y contra placas en buen estado.

Los dosificadores a dedos no son muy utilizados en la Argentina. Son más independientes que los de placa en cuanto a tamaño de calibre, pero son muy susceptibles a la velocidad de avance. Además requieren un mantenimiento más ajustado.

 

Dosificadores

Teniendo en cuenta la gran variabilidad de las semillas existentes en el mercado, cada vez se hace más imprescindible trabajar con dosificadores neumáticos con sistema de enrasado para eliminar la semilla excedente de los alvéolos. La mayoría son de origen europeo. Estos dosificadores permiten dosificar en forma uniforme aunque, al igual que las placas horizontales, requieren una buena regulación en los niveles de vacío de la turbina, combinado con el enrasado y el tamaño del orificio.

Entre los inconvenientes encontrados para el uso de estos sistemas el más problemático es que la mayoría de los tractores no tienen un sistema hidráulico para mover turbinas. Por este motivo se usan las tomas de fuerza, pero puede suceder que al llegar a la cabecera disminuya tanto el nivel de vacío que se descarguen las placas. Si se llegan a descargar, se requieren unos ocho metros para que se recupere, con lo cual quedaría superficie sin sembrar. Por este motivo hay que dimensionar bien el kit de la toma de fuerza para que con el tractor regulando, funcione la turbina para garantizar el nivel de vacío.

Es importante que esté visible el grado de enrasado para regular todos los dosificadores con el mismo nivel. El nivel de vacío también es crítico, debe ser estable porque la dosificación está afectada por es nivel.

En el sistema de cepillos la semilla es retenida en un alvéolo periférico y luego es sostenida por un cepillo.

 

Tubos de bajada

Los tubos que deberían utilizarse son los curvos con bajada hacia atrás. Esto provoca que la velocidad tangencial se equipare a la velocidad de avance y la semilla caiga y no tenga una tendencia para salir rodando por el surco.

Los tubos de descarga rectos, teniendo en cuenta el bajo peso de las semillas, pueden provocar que éstas rueden por el surco y se pierda uniformidad en la siembra.

 

Tolvas de microgránulos

En las sembradoras se están incorporando unas tolvas de microgránulos para la incorporación de insecticidas, inoculante, micronutrientes y curasemilla en el área ó entorno de la semilla.

 

Monitores de siembra

Existen monitores básicos que informan si cae o no semilla para que el operador sepa si se está sembrando. También existen monitores estadísticos que cuentan la cantidad de semillas por surco y estiman la separación entre semillas que se está logrando. Estos últimos sirven, principalmente cuando la sembradora posee un dosificador neumático porque existe la posibilidad de que se tape un orificio y con los monitores básicos no nos enteramos de que existe un problema. Con estos tenemos la certeza de que no halla fallas parciales en el distribuidor.

El costo de los monitores es bajo en comparación con el costo de una sembradora y sirve para prevenir graves errores en la plantación y por lo tanto una pérdida económica importante.

 

Cuchillas labradoras

Cuchillas labradoras

Tiene la función en las sembradoras de grano grueso de mover la zona de siembra. Existen varios modelos cuya adaptación dependerá de las condiciones de cada lote. Es conveniente tener 3 juegos de cuchillas para incorporar la adecuada según las condiciones del suelo.

Las cuchillas se pueden tomar del chasis, pero tiene muy pocas posibilidades de copiar el terreno, con lo cual si no toca el suelo, el tren de siembra no entra y la semilla queda en superficie. En sembradoras de gran ancho de labor, si las cuchillas están tomadas del chasis se pueden encontrar muchos problemas de siembra por falta de copiado del terreno.

Las cuchillas también pueden ser colocadas en el órgano abresurco de fertilizantes con su control de profundidad. En este caso existe un copiado del terreno. La limitante al uso de este sistema es que el resorte tiene un mayor desgaste por el trabajo de mantener abierto el abresurco del fertilizante y el de labranza.

También se puede usar las cuchillas en el tren de siembra, pero aparece como limitante que la cuchilla tiene que tomar carga del tren de siembra, con lo cual hay que tener un buen sistema de transferencia de peso desde la máquina al abresurco y una muy buena capacidad de carga.

Actualmente hay pocas sembradoras en el mercado con estas características. Esto también permite tener libre el frente de la sembradora y poder incorporar otros implementos.

 

Control de profundidad

Actualmente la mayoría de las sembradoras de grano grueso poseen doble rueda lateral de control de profunidad, una de cada lado, y con sistema de balancín. Se está recomendando reducir el tamaño de las ruedas y pasar de un ancho de 10 cm a otro de aproximadamente 4 cm para poder achicar la banda de barrido de rastrojo.

 

Equipos de fertilización

Para la localización del fertilizante se puede usar una reja, pero no es recomendable en siembra directa porque se puede atorar. Lo que más se está utilizando es una cuchilla vertical, la bajada del fertilizante y un disco que mantiene abierto el surco hasta la incorporación del fertilizante.

Otra posibilidad es la doble fertilización, aunque lo más recomendable es mantener una estrategia de fertilización simple, ya que cuantos más implementos tengamos existe una mayor posibilidad de que se junte mucho rastrojo.

 

Barre rastrojos

Se desarrollaron en EE.UU. para poder limpiar la línea de siembra y lograr un calentamiento más rápido de la misma. En la Argentina, hay zonas donde no es imprescindible calentar el suelo y no es necesario su uso. En el sudeste de Buenos Aires, son más necesarios, pero en zonas con pendiente como Tandil y Balcarce, la línea de siembra se puede convertir en el canal por donde circule el agua y provocar una erosión y pérdida de las semillas sembradas.

El barre rastrojo tiene que tomarse del tren de siembra para que copie el terreno. Si se toma de otro lado, tiene que ser flotante para que no se entierre. Se pueden utilizar antes ó después de los elementos cortadores.

 

Ruedas cerradoras de surco

El trabajo que tengan estos elementos dependerá de como es la apertura del surco. En los casos que se logra hacer una labranza aceptable en la zona de siembra, las ruedas con suela de goma son suficientes, sino hacen falta ruedas metálicas. También hay que tener en cuenta la forma en que están colocadas, en algunas situaciones conviene cambiar la disposición original de las ruedas.

Copyright © 2014 Deere & Company.
Todos los derechos reservados