/ / / / Densidad de siembra en Alfalfa

Densidad de siembra en Alfalfa

Ajustando la densidad de siembra en alfalfa

Producción de alfalfa

Es común observar a campo que las siembras de pasturas de alfalfa se realizan con altas densidades, muchas veces intentando corregir errores humanos, como ser una mala regulación de la sembradora. En este articulo encontrará consejos prácticos respecto a la elección de la densidad de siembra de pasturas de alfalfa.

Producción de alfalfa

La cantidad y distribución de las precipitaciones, la época de siembra, la calidad de la semilla y fundamentalmente la calidad de la máquina sembradora, son los principales factores que influyen en la densidad de siembra. La proporción de plantas que sobreviven luego del primer año en relación al número de semillas sembradas es muy variable, pero se asocian poco a la densidad inicial, ya que la mortandad de plantas durante los primeros meses es directamente proporcional a ésta, es decir que los stands más densos pierden más plantas que los logrados con bajas densidades, llegando al primer año con un número similar de plantas.

Smith y colaboradores (1962), determinaron que si bien densidades altas de siembra permiten un aprovechamiento inicial más rápido, las poblaciones alcanzadas no son superiores una vez que la pradera está establecida. La competencia que se establece entre plantas, primero a nivel radical y luego por luz, determinará la densidad de plantas final al año.


Producción de alfalfaRomero y colaboradores (1991), y Juan y colaboradores obtuvieron resultados similares (Cuadro Nº 1), concluyendo que para la pradera pampeana stand de 30-70 Pl./m² establecidas son suficientes para alcanzar máximos rendimientos de forraje.

En términos prácticos, uno de los puntos centrales de la tarea de siembra lo constituye la regulación de la sembradora en cuanto a profundidad y tapado. Muchas veces, errores en la regulación de la sembradora intentan corregirse con aumentos de densidad, lo cual es un error.

Se concluye que es posible disminuir sensiblemente la densidad de siembra siempre que se controlen adecuadamente los otros factores causantes de inseguridad de establecimiento, siendo común observar excelentes alfalfares establecidos con 4-5 Kg/Ha de semilla pura, empleando la tecnología disponible.

Fuente:

1) Duarte, G. Bases para el éxito en la implantación de pasturas con alfalfa. Revista Técnica Pasturas en Siembra Directa. AAPRESID. 2000

2) Rey, J. L. AAPRESID. Material didáctico del curso SD y ganadería. IC - AAPRESID. 2001