/ / / Mejorando la seguridad en el campo (1er parte)

Mejorando la seguridad en el campo (1er parte)

Peligros, Accidentes y Factores de Riesgo

Seguridad en el campo

El trabajo diario en las labores del campo, hace que no se perciba que al estar desarrollando varias tareas, estamos expuestos a distintos riesgos o peligros de accidentes. Poder controlarlos será en beneficio propio, y de nuestro personal.


¿Qué es un peligro? Un peligro es simplemente un objeto o una situación peligrosa que tiene potencial de producir una lesión. Cuando una persona está en contacto o involucrada con un peligro decimos que se puede producir un accidente.


Ahora bien, en las actividades en donde se utiliza maquinaria agrícola suelen existir innumerables factores de riesgos que generan peligros. A continuación sólo se listan algunos de los más habituales:


  • Puntos de engrane (rodillos alimentadores de los cabezales de maíz y picadores)
  • Puntos de arrollamiento (tomas de fuerza, mecanismos batidores o alimentadores)
  • Resbalamientos y caídas (al subirse y bajarse de las máquinas agrícolas)
  • Puntos de atascamientos (cuando dos objetos quedan imposibilitados de moverse en forma normal)
  • Objetos lanzados (piedras, palos, u otros objetos , como así también partículas de polvo o grano molido)
  • Puntos de arrastre (se producen cuando una persona trata de sacar una caña de maíz de un rodillo alimentador)
  • Energía almacenada (resortes, sistemas hidráulicos, aire comprimido, electricidad)
  • Puntos de rueda libre (algunos componentes que una vez desconectados continúan girando 2´ o 2 -1/2 ´ más por la inercia)
  • Vehículos de movimiento lento (equipos agrícolas y viales, carros de tracción a sangre)
  • Puntos cortantes (se crean cuando dos objetos se mueven estrechamente uno hacia el otro o sobre el otro)
  • Segundo individuo (colaboradores para enganche, para estiba, etc)

 

Instalaciones y Herramental

Seguridad en el campo

Lo primero que tenemos que evaluar para comenzar con un programa de seguridad es un lugar de control. Para ello, deberemos contar con instalaciones adecuadas como ser un taller o galpón lo suficientemente grande y equipado como para poder tener bajo techo los equipos y donde nos permita hacer un minucioso control de nuestra maquinaria.


Deberemos contar también con herramental adecuado, que no será muy distinto al utilizado en el mantenimiento general, y por último los manuales de operación, en los cuales vienen generalmente, los programas de servicio, que sirven para mantener la maquinaria en condiciones seguras de funcionamiento.


Contando con todo esto podemos decir que estamos en condiciones de empezar nuestro programa de seguridad, que consistirá básicamente en revisar todos nuestros equipos en la medida de lo posible, cada 15 días como mínimo, en forma completa, y ver que todos los puntos de riesgo y de peligro antes mencionados, estén bien ajustados, con sus protectores, y debidamente identificados con sus calcos en condiciones.


De esta manera podremos contar con el menor riesgo de accidentes, y hacer que nuestra atención este el 100% puesta en el trabajo productivo seguro.


No olvide nunca que el trabajo seguro lo hace Ud y sus operadores, y que ninguna precaución extra está demás. Trabaje seguro, trabaje mejor, trabaje con seguridad, trabaje con John Deere.