/ / / Nuestros valores

Nuestros valores

Desde su fundación en 1837 por John Deere, herrero e inventor, Deere & Company ha crecido hasta convertirse en una de las empresas más admiradas del mundo. Su éxito no es casual. John Deere se decidió a establecer su negocio con la integridad, la calidad, el compromiso y la innovación como pilares fundamentales. Estos principios no sólo se mantienen en la actualidad, sino que siguen prosperando. Son los que dictan el camino que debemos seguir, la calidad que ofrecemos y la inmejorable atención que le ofrecemos, ya sea cliente, inversor o empleado.

 

Cómo trabajamos

Decir que nos esforzamos día a día por mantener los principios fundamentales de nuestro fundador sería quedarse corto. Porque la integridad, la calidad, el compromiso o la innovación no son ideales a los que aspiramos, sino que convivimos con ellos. Los sentimos dentro. Estos principios son la verdadera esencia de cómo trabajamos, y los podemos encontrar en cada producto, servicio y oportunidad que ofrecemos.

 

Además, John Deere lleva el valor de la diversidad tanto al equipo de trabajo como al grupo de concesionarios y la cartera de proveedores. Hacemos verdaderos esfuerzos por conseguir un entorno de integración, donde se entienda el concepto de diversidad y sea bien recibido. Es un compromiso que compartimos entre todas las personas vinculadas a John Deere: desde los empleados hasta los concesionarios y los proveedores.

 

Dónde trabajamos

En todo el mundo. En cualquier lugar donde haya personas trabajando en o con la tierra, allí estará John Deere.

 

Qué ofrecemos

Aunque nuestro fundador era más conocido por su trabajo con el primer arado que tuvo éxito comercial, hoy en día nuestra empresa posiblemente sea más conocida por la calidad nuestros equipos para agricultura y jardinería. De hecho, por ser el fabricante de equipo agrícola líder en el mundo. También ostentamos el liderazgo en todo el mundo en la fabricación de equipos forestales. Además, nos hemos convertido en un fabricante de equipos indispensable para el sector de la construcción. Y John Deere Financial es una de las mayores empresas de financiación de equipos del mundo. No está nada mal para una empresa emergente nacida de una herrería.

 

Qué puede esperar

De John Deere se puede esperar la ética más sólida posible, un estricto cumplimiento de las normativas y el mayor deseo de desarrollar y promover la equidad a través de sus políticas públicas y prácticas. Tendría razón en cualquiera de los casos.

 

Y, además, si tiene alguna relación con John Deere (como cliente, empleado, concesionario o proveedor), esperaría un entorno integrador. Un entorno que reciba la diversidad con los brazos abiertos. Una vez más, estaría en lo cierto.